“Aunque todo el mundo te deje Yo estaré contigo”

¿Te has sentido solo alguna vez? ¿Estas pasando por “malos” momentos? ¿Tienes problemas?
Dios dice que aunque el justo tropiece, no caerá porque El sujeta su mano, es decir, que aunque estés en problemas, tribulaciones, pruebas, soledad, El nunca te ha dejado solo.

En esos momentos en que sientes que nada sale bien, aferrate a Dios. Al final de cuentas El es lo único seguro que tenemos. Por eso he estado hablando de lo pasajero de este mundo, porque nada de lo que hay aquí es suficiente para llenarnos como el amor de Dios.
Entonces, ¿Quién es el único que siempre está con nosotros? DIOS. El es incondicional. Cuando tú lo llames el vendrá. Si lo buscas lo vas a encontrar.
Dios es tu refugio, tu fortaleza, El te protege bajo sus alas como lo hace una gallina con sus polluelos. Te mantiene en el hueco de su mano para que nada te dañe. Es tu Padre y tú eres su Hijo, su amado Hijo al cual nunca dejara, pase lo que pase Dios te ama.

Cuando sientas que todo el mundo te deja, que ya nada vale la pena, que no quieres seguir en este mundo. Alza tus ojos al cielo y recuerda que Dios es tu fortaleza.

Alzare mis ojos a los montes de donde vendrá mi socorro,
Mi socorro viene de Jehová que hizo los cielos y la tierra

Jehová te guardará del mal, El guardara tu alma, guardara tu entrada y tu salida desde ahora y para siempre

 
Val.